Misógino Feminista: Carlos Monsiváis

carlos-monsivais-619x348Carlos Monsiváis (1938-2010) fue narrador y ensayista. Se le considera una de las presencias culturales más importantes del siglo XX mexicano. Obtuvo el Premio “Xavier Villaurrutia”, el Premio Anagrama de Ensayo y el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe “Juan Rulfo”. Entre sus numerosos libros están: Principios y potestades, Días de guardar, Amor perdido, De qué se ríe el licenciado y Escenas de pudor y liviandad.

A casi tres años de su muerte contamos con un nuevo libro de Carlos Monsiváis: Misógino feminista, el cual reúne los ensayos que recorren su crítica sobre el feminismo, el género y las mujeres entre 1973 y 2008. Carlos Monsiváis fue un aliado invaluable de la segunda ola del feminismo mexicano, consejero, crítico, defensor público a ultranza, compañero de marchas, mesas redondas, publicaciones y debates. Esta compilación de textos habla de la condición femenina y sus desafíos en palabras de uno de los grandes ensayistas mexicanos. Recoge los escritos de Monsiváis en torno a las mujeres y la lucha de éstas para conquistar la igualdad de derechos. El argumento es un gran motivo para considerarlo como regalo este 10 de mayo.

La mayoría de los ensayos, crónicas, notas y reseñas variadas que aparecen aquí fueron propuestas de Carlos, aunque sé que algunos de sus textos los produjo presionado por una de sus amigas feministas. Él construye un amplio repertorio sobre los cambios de mentalidad de las mexicanas; hace una disección sobre la manera en que se arma la sensibilidad femenina; se burla de los machos; critica el sentimentalismo del cine mexicano a partir de la “madrecita abnegada”; analiza la estrategia de la derecha y el Vaticano en contra de la despenalización del aborto; habla de la obra de cinco mujeres famosas; reseña dos libros fundamentales: Mujeres y poder y Huesos en el desierto; y reitera, una y otra vez, su convicción sobre el papel del movimiento feminista. Así, en todos sus escritos, aderezados con aforismos deslumbrantes y metáforas sorprendentes, se descubren los atinados diagnósticos y buenos pronósticos que invariablemente nos recetaba a las feministas…

Carlos trazaba escenarios políticos posibles, diseñaba intervenciones y nos develaba —a las propias activistas— las razones de nuestra militancia. Lo buscábamos para que nos explicara, y decía “No soy un profeta”. Sin embargo, no recuerdo ni una sola vez que no atinara en sus apreciaciones y pronósticos. Utilizaba su celebridad como un estratega político al servicio de los grupos activistas. Su fama nos habría puertas que, sin él, jamás hubiéramos franqueado…

11899

En la revista debate feminista pedimos a nuestros colaboradores que escriban su propia ficha autobiográfica. En su momento, Carlos Monsiváis se describió a sí mismo (en tercera persona) diciendo: “Alterna su misoginia con una encendida defensa del feminismo”. En efecto, Monsiváis era un verdadero oxímoron: un misógino feminista. No es raro que solamente fueran cinco mujeres —Rosario Castellanos, Nancy Cárdenas, Simone de Beauvoir, Susan Sontag y Frida Kahlo— a quienes consagrara un texto. Sé que quería escribir sobre Elena Poniatowska, su gran amiga y la única capaz de regañarlo, y Jean Franco, a quien quería y admiraba. No le dio tiempo. Su partida fue prematura, porque aún tenía mucho que dar a este México, tan necesitado de sus inteligentes y valientes intervenciones.”

Martha Lamas, autora del prólogo.

*Misógino feminista / Carlos Monsiváis / Océano / Páginas 276 / Precio: $225.00